Este viernes, la presidenta del Senado en Bolivia, Adriana Salvatierra, dio a conocer su renuncia a su nacionalidad chilena.

La parlamentaria obtuvo la nacionalidad por parte de su madre, una ex militante de las Juventudes Comunistas chilenas, quien la inscribió a los 14 años de edad bajo el principio de derecho de sangre. “Me inscribió formalmente en el registro de su país a través de un trámite consular”.

Lee también: Ampuero sobre disputa por el Silala: “Bolivia tendrá que debatir la Ley de gravedad”

Luego la parlamentaria dio a conocer su decisión: “Hoy presenté ante el Consulado de Chile mi renuncia voluntaria a la nacionalidad que adquirí por un principio jurídico de consanguinidad“.

“No quiero que se entienda como un acto de desprendimiento, soy y siempre seré boliviana“, agregó la parlamentaria.

La decisión se tomó luego que un grupo opositor le pidiera que renunciara a su cargo por ser la tercera persona en la sucesión presidencial, algo que generó un conflicto entre los parlamentarios.

Lee también: Encuentran los restos de un portaaviones de EE.UU. hundido en la II Guerra Mundial

Tags:

Deja tu comentario