imagen_principal-7336.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

(CNN Español) – El gobierno de Estados Unidos levantó el martes una prohibición para la fabricación de virus letales y dijo que la investigación era necesaria para “desarrollar estrategias y contramedidas efectivas contra patógenos de veloz evolución que representan una amenaza a la salud pública”.

El doctor Francis Collins, director de los Institutos de Salud Nacionales, hizo el anuncio, en el cual delineó un nuevo esquema para la controvertida investigación. El trabajo con tres virus ahora puede seguir adelante, pero solo si un panel científico determina que los beneficios superan a los riesgos.

“Tenemos la responsabilidad de asegurar que la investigación con agentes infecciosos es conducida con responsabilidad, y que consideramos los potenciales riesgos de bioseguridad asociados con esa investigación”, dijo Collins en un comunicado.

La decisión significa el fin de una moratoria de tres años en la investigación relacionada con el virus de la influenza, el SARS y el MERS.

Los críticos dicen que la investigación podría liberar un nuevo germen que amenace a millones si no es almacenado con propiedad o si este escapa del laboratorio.

El gobierno puso pausa a la investigación en 2014 para revisar las prácticas en el manejo y el almacenamiento de agentes infecciosos. En aquel momento, Collins dijo que los riesgos de bioseguridad debían “entenderse mejor”.

La pausa llegó luego de varios incidentes relacionados con el mal manejo de patógenos potencialmente peligrosos en laboratorios del gobierno.

En el 2014, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos expusieron accidentalmente a docenas de trabajadores a una muestra de ántrax, y una investigación posterior detalló otras instancias en las que trabajadores de laboratorios no siguieron los protocolos.

En aquel momento, viales del mortal virus de la viruela fueron hallados en una caja de cartón en un refrigerador inseguro en el campus de los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda, Maryland.

Tags:

Deja tu comentario