imagen_principal-7553.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Uno de los empresarios más poderosos del kirchnerismo, Cristóbal López, se entregó a la justicia este jueves.

Luego de pasar algunas horas prófugo, López decidió entregarse a Gendarmería para luego ser trasladado al penal de Ezeiza.

El empresario argentino, dueño de casinos, petroleras y medios de comunicación, fue procesado junto a su socio por administración fraudelenta.

Se les acusa de apropiarse de 450 millones de dólares, correspondientes a un impuesto a los combustibles que su empresa OIL nunca pagó al fisco. Para esto, habría recibido la ayuda del jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Etchegaray, otro líder kirchnerista que también está siendo investigado.

 

Tags:

Deja tu comentario