imagen_principal-11572.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Autodenominado “cazador de tormentas”, el meteorólogo Juston Drake llevó a cabo una peligrosa acción en medio de la furia del huracán Irma.

Su objetivo era medir la intensidad del viento, para lo cual se paró sin mayor protección y con un pequeño artefacto.

El registro da cuenta de la fuerza de los vientos del huracán. El meteorólogo afirmó que midió “rachas de viento de casi 190 km/h”.

Tags:

Deja tu comentario