imagen_principal-5100.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Guta Oriental, en Siria, se ha convertido blanco de bombardeos durante las últimas semanas por parte del régimen de Bashar al-Assad con presunta ayuda de Rusia.

Sin embargo, desde el país presidido por Vladimir Putin, descartaron su participación en el ataque que dejó más de 300 personas muertas entre el día de ayer y hoy, de las cuales unas 60 víctimas serían niños.

Agencias internacionales aseguran que tropas leales al presidente sirio estarían listas para realizar incursiones terrestres.

Tras siete años desde el inicio de la guerra en Siria, la ONU aún no ha podido encontrar una solución.

 

Tags:

Deja tu comentario