imagen_principal-5332.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Tras 14 minutos de testimonios, un jurado de la Corte de Florida, Estados Unidos, declaró culpable a Donald Smith, un depredador sexual que amordazó, violó, somodizó y estranguló a una niña de 8 años llamada Cherish Perrywinkle, en 2013.

Por este crimen fue declarado culpable este miércoles y podría ser condenado a la pena de muerte.

La forense a cargo de examinar los restos de Cherish Perrywinkle, Valerie Rao, detalló en el juicio que Cherish había sufrido heridas graves por haber sido estrangulada, torturada y violada. Mientras miraba las fotos del cuerpo maltratado de Cherish, el Dr. Rao comenzó a llorar y pidió tomarse un descanso.

Según consigna el medio People, este testimonio se produjo un día después de que la fiscal estatal Melissa Nelson diera una devastadora declaración de apertura. “Cherish no murió rápidamente y no murió fácilmente”, le dijo a los miembros del jurado. “De hecho, la suya fue una muerte brutal y torturada”.  

Las imágenes de cómo fue hallado el cuerpo de Cherish Perrywinkle semisumergido en aguas en Jacksonville, en el noreste del estado, y sobre los moretones, el desgarro excesivo de tejido y vasos sanguíneos rotos por la hemorragia, el sangrado en las encías y en los ojos, fueron mostradas al jurado que emitió su veredicto este miércoles.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article200087454.html#storylink=cpy

El medio People obtuvo el informe policial donde detallan que Smith atrajo a la familia de Cherish a un Walmart del área de Jacksonville en junio de 2013, prometiendo comprarles comida y ropa.

La madre de Cherish, Rayne Perrywinkle, inicialmente se negó a ir con Smith, pero supuestamente dijo que su esposa tenía una tarjeta Walmart de $ 100 y la encontrarían en la tienda. Rayne Perrywinkle le dijo a la policía que ella le dijo: “No suelo ir con extraños, pero si tu esposa viene, entonces está bien”

Perrywinkle no sabía que Smith no estaba casado y que estaba en el registro de delincuentes sexuales de Florida. Había sido liberado de prisión solo 21 días antes.

En algún punto de ese viaje, la niña desapareció. El video de vigilancia mostró a Smith y Cherish saliendo juntos. Su madre llamó al 911. “Espero que Dios no la mate y espero que Dios no la viole”, le dijo Perrywinkle a quien le contestó.

A la mañana siguiente, el cuerpo semidesnudo de Cherish, que todavía usaba el mismo vestido naranja que vestía cuando fue secuestrada, fue encontrado debajo de un árbol caído en una zona pantanosa a varias millas de distancia.

Una situación similar se vive en Chile luego que Sophia, una pequeña de 1 año y 11 meses fuera asesinada brutalmente a manos, presuntamente, de su propio padre.

Organizaciones piden que vuelva al país la pena de muerte e incluso llamaron a marchar este viernes para pedir que se cree la denominada “Ley Sophia” que busca endurecer las penas en contra de los agresores y abusadores de menores de edad.

 

Revise en el video adjunto el momento en que Smith se llevó con él a la menor.

Tags:

Deja tu comentario