imagen_principal-5553.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

La policía china ya parece estar en el futuro. Recientemente estrenaron anteojos que tienen la capacidad reconocer rostros y tomar imágenes para compararlas con una base de datos.

Esta tecnología hace mucho más rápido el proceso de identificación de los sospechosos. 

Sin embargo, el mecanismo ya está siendo blanco de críticas por considerarse una invasión a la privacidad de la población.

La polémica se da porque, según lo reportado por Clarín y la cadena Caracol, China es una de las sociedades más vigiladas en el mundo, con cerca de 176 millones de cámaras de seguridad.

Los lentes, que parecen muy simples, tienen una cámara en el ojo derecho y, al lado, un lente ocular permite revisar la información que se obtiene de la persona rastreada.

Luego de tomar la foto, se conectan con tablets que guardan la información y acusan la coincidencia con un sospechoso, en caso de que exista una. 

De todas formas, y pese a las críticas, el proyecto del gobierno y la policía sigue en pie y ya se arrestaron 7 personas por tener relación con el tráfico humano y 26 habitantes por portar tarjetas de indentificación falsas. 

Tags:

Deja tu comentario