{"multiple":false,"video":{"key":"oVBqntWgsv","duration":"00:01:47","type":"video","download":""}}

Desobedeciendo los llamados para evitar las aglomeraciones, cientos de venezolanos participaron de una actividad religiosa por la Semana Santa. 

La imagen del Nazareno de San Pablo recorrió las calles de Caracas al interior del “papamóvil” que usó Juan Pablo II durante su visita al país en 1990. 

Aunque tanto el Gobierno como la Iglesia Católica pidieron a los fieles no salir a las calles, en algunos sectores de la capital cientos de personas se agruparon en las aceras para contemplar el paso del Nazareno, a quien le pidieron el fin de la pandemia. 

Lee también: Muere por coronavirus un bebé de sólo cuatro días en Brasil

El fervor popular le atribuye a este santo milagros durante una epidemia que se esparció en Venezuela en el siglo XVII y que fue conocida como la “peste del vómito negro” o escorbuto. 

Actualmente, el país registra 166 casos de COVID-19 y siete decesos por la enfermedad. 

“Es imposible que nos separemos en estos momentos”, decían los fieles.

“La situación que tenemos es muy grave, tenemos demasiada crisis, ahora este virus que está atropellando a todo el mundo. Estamos rezando y pidiéndole al santísimo Nazareno de San Pablo que nos ayude y que se lleve todo esto, todo lo negativo de Venezuela y del mundo”, comentó una mujer.

Tags:

Deja tu comentario