imagen_principal-6876.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

El Senado aprobó los 5 nuevos miembros del Consejo de Asignaciones Parlamentarias, que incluyen a Andrés Zaldívar.

Si los diputados lo ratifican mañana, Zaldívar, quien perdió la última elección, seguirá teniendo una labor remunerada en el Congreso después del 11 de marzo.

Su nombre es cuestionado. Como presidente del Senado, se negó a entregar las asesorías de sus colegas, que los fiscales pedían para investigar eventuales irregularidades en el uso de fondos públicos. Y ahora él mismo sería uno de los encargados de determinar cómo se distribuye el dinero destinado a esas mismas asesorías, que los fiscales pretenden indagar.

La señal que entrega el Congreso entonces, es muy mala.

Si realmente quiere avanzar en transparencia, los parlamentarios deberían nominar, no a una mayoría de colegas y ex colegas, sino a personas externas, con prestigio en temas de transparencia. Mejor aun sería que este consejo fuera seleccionado por Alta Dirección Pública.

Que los propios parlamentarios designen a los encargados de fiscalizarlos no da garantías, como lo están demostrando los congresistas precisamente en estos días.  

Tags:

Deja tu comentario