imagen_principal-4793.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Carteras, zapatos, traje dos piezas. 10 lavadoras, muebles. Se suponía que eran “regalos” para niños con cáncer, bomberos o la Teletón.

Pero hoy el Fiscal Campos nos dijo que no. En la formalización a los generales en retiro Eduardo Gordon y  Jorge Serrano por malversación, sostuvo que esos regalos nunca llegaron a sus supuestos destinatarios.

Una fiesta de fin de año habría sido la excusa para comprar wisky y vino. Presentes para personal consular, habrían terminado en manos de una funcionaria de carabineros cercana a Gordon.

Una acusación grave, la primera formalización de un General Director de Carabineros, que nos habla de una cultura de corrupción en que se usan fondo públicos para fines privados.

Todo coronado por una devolución irregular, con un préstamo cuestionado de la institución a Jorge Serrano de los 21 millones de pesos gastados en estos supuestos regalos.

Por eso lo que sigue siendo más sorprendente es que este gobierno haya encargado a la misma jefatura de carabineros tomar las medidas para que estos escándalos no se repitan.

 

Tags:

Deja tu comentario