imagen_principal-4504.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Es una dictadura, y por lo tanto nada de lo que hoy sucedió puede sorprendernos, pero sí debería generar rechazo transversal.

Hablamos de la decisión del régimen cubano de impedir la entrada del diputado UDI Jaime Belollio y expulsar de la isla al diputado electo por la DC Miguel Calisto. Ambos iban a participar en  un acto de la oposición.

Pero en vez de ese rechazo transversal escuchamos desde el PC leguleyadas como el tipo de visa que tenían, cuando sabemos que no es más que un un acto arbitrario propio de una dictadura.

De esos que las anteojeras ideológicas no dejan ver a muchos de derecha cuando se trata de una dictadura afín. Anteojeras que siguen cegando al PC cuando mira a Cuba, o cuando envía condolencias por la muerte del dictador norcoreano.  Anteojeras económicas que afectan a la mayoría de nuestros líderes que guardan silencio frente a los atropellos del régimen chino. 

Para la izquierda no basta con las credenciales democráticas ganadas en la lucha contra Pinochet. Para mantenerlas, ya es hora de que todos los que se dicen demócratas dejen de justificar los atropellos del régimen de Castro. 
 

Tags:

Deja tu comentario