imagen_principal-4551.jpg
{"multiple":false,"video":[]}

Hoy se firmará el nuevo TPP, el ahora llamado Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, con el que 11 países del Asia Pacífico buscan reforzar sus lazos comerciales.

Al respecto, Carlos Figueroa, Vocero de Chile sin TLC, comentó a CNN Chile que este acuerdo no es de corta historia, comenzó en 2009 cuando inició el intento de armar este mega acuerdo comercial, donde 12 países se reunían para mejorar el comercio, lo malo es que comenzaron a privatizar las semillas, las libertades del mundo del internet y las democracias internas.

“Desde el 2009 hasta este momento surge este acuerdo que tiene carácter más bien de Constitución internacional, la sociedad civil empezó a leer este acuerdo y surgieron suspicacias. Los informes que el mismo gobierno de Michelle Bachelet hizo sobre este acuerdo no pronosticaron avances para el comercio, pero se ve que las transnacionales ganan espacio en Chile, afecta temas importantes como los pueblos indígenas y el medio ambiente, entre otros”, comentó.

Señaló que la sociedad civil reaccionó y comenzamos una campaña para promover la idea de que este acuerdo no será beneficioso para Chile”.

“Lo que sucede con este tratado que beneficia a las grandes corporaciones internacionales, que crean nuevas semillas y medicamentos, tienen la capacidad de patentar y poder cobrar más por ellas”, explicó.

Agregó que “en salud con la llegada de este acuerdo los medicamentos que se creen en Chile podrán ser apropiados por una industria externa, lo que produce alza en el precio de los medicamentos y un costo más alto para el Estado”.

Impacta en la salud y en temas de propiedad intelectual, en temas de democracia porque le da poder a las empresas transnacionales que pueden demandar incluso al Estado en Cortes Internacionales”, indicó Carlos Figueroa.

Más detalles de la entrevista en el video adjunto.

 

Tags:

Deja tu comentario