{"multiple":false,"video":{"key":"bF50vq","duration":"00:02:02","type":"video","download":""}}

Si en su minuto se dijo que el cierre de la compañía Maersk era un caso puntual, otro hecho vino a ponerlo en duda.

Menos de una semana después la constructora CIAL en la Araucanía declaró su quiebra, dejando a 1.200 trabajadores en la calle.

¿POR QUÉ?

Según la empresa, la gran razón es que el MOP no le ha pagado por trabajos concesionados, algo que fue negado primero por el Seremi y luego por el jefe de la cartera.

Sin embargo, especialistas han descartado que la quiebra sea un indicio de una debilidad en el área. De hecho, las proyecciones para el rubro hablan de un avance de 3%. 

¿QUÉ DICEN LOS ENTENDIDOS?

El ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, sostuvo que el MOP sí habría realizado los pagos correspondientes. 

Respecto a la realidad del sector, el gerente de estudios de la CChC, Javier Hurtado, afirmó que “no estoy viendo que haya un problema sectorial (…) en el mundo competitivo van a pasar esas cosas siempre”. 

¿Y AHORA QUÉ?

Quedaron 5 obras paralizadas y que eran realizadas a través del Gobierno. El Ejecutivo pagaría a los 220 trabajadores que estuvieron en aquellas faenas.

Tags:

Deja tu comentario