{"multiple":false,"video":{"key":"bGW7DJ","duration":"00:02:30","type":"video","download":""}}

Sorteando algunos inconvenientes, el artista mexicano Luis Miguel logró cautivar nuevamente a su fanaticada chilena en el primero de los cuatro conciertos que realizará en el Movistar Arena hasta este 23 de febrero.

El Sol de México regresó a nuestro país en medio de duras críticas por sus actitudes en conciertos anteriores, donde se presentaba después de la hora señalada, con presentaciones de corta duración y exhibiendo deficiencias en la voz.

Pese a que el ídolo de la canción apareció sobre el escenario más de 20 minutos tarde, el recinto estaba entregado desde el primer minuto. No importó la espera, solo sus clásicos que no faltaron: Ahora te puedes marchar, La incondicional y Suave, entre muchas otras, que encantaron a todos y todas las presentes.

Más informacionesLa histórica banda de Luis Miguel llega a Chile para dar un sideshow y dar clases de composición musical

Otro punto que llamó la atención de quienes fueron parte de la jornada fueron las discusiones en las que se enfrascó el cantante mexicano con su sonidista, una postal que ya se ha hecho habitual en los últimos años.

Según comentaron, se le vio al artista molesto en varias ocasiones y sin poder cantar como esperaba, por lo que debió sostener diálogos en pleno concierto con el operador.

No obstante, siempre mantuvo su sonrisa y carisma habitual por las más de dos horas que estuvo sobre el escenario, con un repertorio que dejó afuera la sección de mariachis y se concentró en sus mayores clásicos.

Lee también: Lollapalooza Chile: Nuevos sideshows se suman y cambian de recinto los conciertos de Vicentico y Ziggy Marley

Tags:

Deja tu comentario