CRédito: CNN

Este viernes, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó refuerzos de las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer y Moderna para todos los adultos.

Los refuerzos se habían autorizado antes para personas de 65 años o más vacunadas con las dosis de Pfizer o Moderna hace, al menos, seis meses, y para ciertos adultos con alto riesgo de infección o enfermedad grave.

Lee también: Dr. Bernucci y clases presenciales en 2022: “Nos encantaría que eso fuera acompañado de un plan de protección”

Pfizer y BioNTech solicitaron autorización la semana pasada basándose en los resultados de un ensayo de fase 3 que involucró a más de 10 mil participantes y que encontró que los refuerzos eran seguros.

Dicho ensayo también encontró que tenían una eficacia del 95% contra el COVID-19 sintomático en comparación con el programa de vacunación de dos dosis en el período en que la variante delta dominada.

La administración de Biden propuso en septiembre administrar dosis adicionales al público en general a medida que los datos crecientes demuestran que la eficacia de las vacunas disminuye con el tiempo.

Lee también: Crisis sanitaria: Dra. Herrera advierte que “la mortalidad en mayores de 80 y 90 años es impactante”

En ese entonces, los científicos que asesoraron a la FDA rechazaron los planes de Biden de comenzar a distribuir refuerzos a todos los adultos la semana del 20 de septiembre, citando la falta de datos que respalden la dosis de refuerzo.

“Autorizar el uso de una sola dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19 Moderna o Pfizer para personas mayores de 18 años ayuda a brindar protección continua contra el COVID-19”, dijo en un comunicado la comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock.

Tags:

Deja tu comentario